Construyendo La Historia De Un Pueblo Con Gran Historia

CONVENCIDO DE QUE LA HISTORIA LA HACEMOS TODOS, A PARTIR DE HOY ABRIREMOS UN ESPACIO A LA CONSTRUCCIÓN DE LA HISTORIA DE PUEBLO YAQUI, PARA QUE DESDE DONDE NOS ENCONTREMOS QUIENES GUARDAMOS EL CARIÑO “AL PEDACITO”, COMO DICE DOÑA LIDIA SALAZAR DE PONCE, PODAMOS DEJAR COMO LEGADO A FUTURAS GENERACIONES EL CONOCIMIENTO DE SU PROPIA HISTORIA.

ESTA TAREA LA HEMOS POSTERGADO MUCHOS Y POR MUCHO TIEMPO. ALGUNOS,INCLUSO, QUE QUISIERON ESCRIBIRLA SON PARTE YA DE LA PROPIA HISTORIA DE ESTE NUESTRO PUEBLO, QUE TANTOS HIJOS TIENE EN MUCHAS CIUDADES DE LA FRONTERA CON ESTADOS UNIDOS, EN ESTADOS DIVERSOS DE LA REPÚBLICA MEXICANA, OTROS MAS EN ESTADOS DE LA UNIÓN AMERICANA Y TAL VEZ DE EUROPA.

EN LA MEMORIA COLECTIVA QUEDAN LOS NOMBRES DE LOS PIONEROS DE ESTAS TIERRAS Y DE AQUELLOS QUE COMO DON “ FITO RIVERA”, SE LLEVARON MUCHO QUE CONTAR Y QUE ESCRIBIR , O COMO AQUELLOS QUE HOY ESTÁN POSTRADOS COMO DON RAFAEL LERMA LIMÓN, EL QUE MUCH0S HECHOS NARRO “DESDE EL CORAZÓN DEL VALLE DEL YAQUI”.

ES UNA INVITACIÓN A QUE NARREMOS LA HISTORIA QUE VIVIMOS, QUE NOS CONTARON NUESTROS ABUELOS, PADRES O AMIGOS, ENVIARLA AL CORREO licponce1962@hotmail.com PARA INTEGRARLA Y HACER UN DOCUMENTO PARA LA HERENCIA CULTURAL DE NUESTRO PUEBLO.

SERA ENTONCES NUESTRA HISTORIA…PARA LA HISTORIA DE PUEBLO YAQUI, CAJEME, SONORA, CON LA FIDELIDAD DE FUENTE EN CADA COMENTARIO, FOTOGRAFÍA O DOCUMENTO… Y SOBRE TODO CON EL CALOR Y APRECIO DE UN AMIGO DE TODOS: LIC. JORGE ALBERTO PONCE SALAZAR.



11 de ago. de 2014

Comisarios de Pueblo Yaqui

COMISARIOS DE PUEBLO YAQUI; CAJEME, SONORA. MÉXICO.

El edificio de la comisaría de PUEBLO YAQUI, con domicilio en Emiliano Zapata, entre Carrillo Puerto y Venustiano Carranza, fue construido durante el segundo trienio del C. Loreto Armenta Robles (1952-1955), cuya obra estuvo al cargo del Arq. Manuel Domínguez.


1     Rosario Terrazas                                             1931-1932
2     Félix Verduzco Cázares                                  1932-1935
3     Loreto Armenta Robles                                   1935-1937
4     Francisco Encinas Villa                                  1937-1939
5     Esteban Hernández Cota                                1939-1941
6     Miguel Terrazas Avendaño                             1941-1943
7     Roberto Ibarra Rodríguez                                1943-1946
8     Jesús María Icedo                                            1946-1949
9     Manuel Verduzco Orduño                                1949-1952
10   Loreto Armenta Robles                                    1952-1955
11   Emeterio Ochoa Sánchez                                1955-1958
12   Loreto Armenta Robles                                    1958-1961
13   Emeterio Ochoa Sánchez                                1961-1964
14   Francisco  Ayala Cota                                      1964-1967
15   Baudelio Lugardo Márquez                              1967-1970
16   Jesús Antonio Nieblas Rivera                         1970-1973
17   Emeterio Ochoa Sánchez                                1973-1976
18   Viviano Alatorre Valenzuela                            1976-1979
19   Fortino Cázares Irineo                                     1979-1982
20   Fortino Cázares Irineo                                     1982-1985
21   Jesús Angulo Hurtado                                     1985-1985
22   Viviano Alatorre Valenzuela                            1985-1988
      
Policías comisionados (Varios)                              1988-1990

23   Idelfonso Vega Portillo                                     1990-1993
24   Juan Manuel Sandoval Ramírez                      1994-1995
25   Saúl Amador Manríquez Ayala                         1995-1997
26   Ariel Ochoa López                                              1997-2000
27   Jorge Alberto Ponce Salazar                            2000-2003
28   Ramón Gutiérrez Álvarez                                   2003-2006
29   Elizabeth Ayala Rosas                                       2006-2009
30   Arturo Briceño López                                         2009-2012
31   Nicasio Suárez Rico                                           2012-2015



2 de abr. de 2013

https://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSzpjLtt_6OR8Q-OyOlwueimbyvC10Zmauokz0sSAEyM8GRdyTu
https://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSzpjLtt_6OR8Q-OyOlwueimbyvC10Zmauokz0sSAEyM8GRdyTu
https://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSzpjLtt_6OR8Q-OyOlwueimbyvC10Zmauokz0sSAEyM8GRdyTu
https://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSzpjLtt_6OR8Q-OyOlwueimbyvC10Zmauokz0sSAEyM8GRdyTuhttps://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSzpjLtt_6OR8Q-OyOlwueimbyvC10Zmauokz0sSAEyM8GRdyTu
NOS  ARREBATARON  A NUESTRO  PUEBLO

Mtro.Jogre Alberto Ponce Salazar

Entre el 24 de Febrero y el 27 de Marzo de 2013, Pueblo Yaqui perdió la armonía de su vida y entró a la incertidumbre, la incredulidad, el temor, la desconfianza y al triste mundo de la modernidad del México que no queremos, que no merecemos.
Creció el temor por la seguridad de nuestros hijos, de nuestra gente y empezó a hundirse la fuerza del orgullo por la tierra, por el suelo, el cielo y sus colores mágicos.

– 25 FEBRERO 2013
* Los hechos en la Zona Urbana de Pueblo Yaqui, las victimas fueron acribilladas en el interior de un carro de color azul

Por Óscar Félix
EL REGIONAL DE SONORA.-Dos hombres fueron acribillados a balazos cuando se encontraban en el interior de un automóvil tipo panel los hechos ocurrieron en la Zona Urbana de Pueblo Yaqui ayer por la tarde.
El doble crimen con violencia sucedió exactamente por la calle 2 de Abril y una de las victimas fue identificada con el nombre de José Carlos Arguelles  Anaya, de 25 años, Alías El Chore quien tenía su domicilio en calle 2 de Abril entre Unión de Ejidos y 19 de Noviembre de la Zona Urbana posiblemente en el No. 809 donde fueron los hechos
Así como Octavio Armando Cantu Félix, Alias El Bodoque, de 25 años de edad, quien tenía su domicilio en calle José Hernández numero  819 de la Zona Urbana
Se dijo que la mecánica de este nuevo crimen sucedió cuando un solitario sicario arribo hasta donde estaban los ahora occisos para luego dispararles y dejar herido a una tercera persona la cual fue trasladad de emergencia al Hospital General de ciudad Obregón donde reportaron su estado de salud como muy grave y el cual responde al nombre de Rafael López Román,  de 24 años de edad, Alias El Pitufo.
En las primeras versiones se precisa que el arma utilizada  fue una calibre .45 así como un arma de fuego al parecer de las llamadas AK-47 mejor conocidas como Cuerno de Chivo
Para dar fe acudió personal de la agencia del Ministerio Publico del Fuero Común en turno quien ordeno que los cuerpos fueran trasladados al Anfiteatro de la Procuraduría General de Justicia en el Sur de Sonora.
Rafael López Román de 24 años (a) El Pitufo, es el lesionado quien fue trasladado a un hospital local de ciudad Obregón donde se desconoce su situación médica.
José Carlos Argüelles Anaya de 25 años (a) El Choy, falleció y.
Octavio Armando Félix de 21 años (a) El Bodoque, falleció y.
Se supo que la vivienda presentó más de 14 impactos de bala independientemente de los encontrados en la unidad panel, por lo que se presume que al chofer lo atacaron a través del cristal en la puerta con arma corta y a los acompañantes con arma larga desde la parte posterior derecha al intentar escapar del ataque.
De los presuntos pistoleros no se ha revelado ningún dato.


JUEVES, 28 DE FEBRERO DE 2013 11:53
Descripción: E-mailDescripción: ImprimirDescripción: PDF
  




Este nuevo hecho violento se registró a las 00:35 horas cuando Anguiano Agramón al parecer iba con rumbo a su casa y en la calle Luis Cajeme fue interceptado por cuando menos dos individuos que le dispararon con un arma calibre 40 y otra .223, proyectil que utiliza el fusil R-15.
Por Javier Camacho 
TRIBUNA
El tercer hecho violento sucedido en los últimos cuatro días en Pueblo Yaqui se registró la medianoche de ayer cuando desconocidos asesinaron a tiros a Juan Carlos Anguiano Agramón, de 22 años de edad, cuyo hecho fue por la calle Luis Cajeme, entre Alvaro Obregón y 10 de Mayo, en la colonia Juárez Blancas, de donde los pistoleros huyeron. 
Autoridades policíacas dieron a conocer que cuando llegaron hasta donde se habían escuchado las detonaciones encontraron al mencionado joven tirado y junto a él un arma de fuego, tipo escuadra, calibre 9 milímetros. 
Aun con vida, Juan Carlos fue auxiliado por paramédicos de la Cruz Roja que lo trasladaron al Hospital General, pero cuando circulaban por calle Meridiano, a la altura de la 800, en el Valle del Yaqui, dejó de existir. 
Se dijo que el hoy occiso, quien vivía en la colonia Campestre, en Pueblo Yaqui, presentaba varios impactos de bala en distintas partes del cuerpo. 
Este nuevo hecho violento se registró a las 00:35 horas cuando Anguiano Agramón al parecer iba con rumbo a su casa y en la calle Luis Cajeme fue interceptado por cuando menos dos individuos que le dispararon con un arma calibre 40 y otra .223, proyectil que utiliza el fusil R-15.

LUNES, 04 DE MARZO DE 2013 12:10
Descripción: E-mailDescripción: ImprimirDescripción: PDF
  





 En el mes de julio del 2010, Manuel de Jesús Castelo, a bordo de un trailer, provoco una persecución policíaca que se amplió a varios municipios del sur de la entidad y la cual culminó en la calle Meridiano y 1400, donde fue detenido y le aseguraron una bolsa con droga.
Por Javier Camacho 
TRIBUNA
La mañana de hoy asesinaron a Manuel de Jesús Castelo Bojórquez "El chato Castelo", de 36 años de edad, al cual desconocidos acribillaron con armas de alto poder en la calle 900 y Meridiano, en la entrada oriente de Pueblo Yaqui, de donde los sicarios huyeron, al parecer en dos vehículos. 
En el lugar, agentes policíacos dieron a conocer que el hoy occiso vivía por la calle Luis Cajeme, entre Gabriel Leyva y Aquiles Serdán, en dicho asentamiento humano. 
Indicaron que este nuevo crimen se registró como a las 10:10 horas cuando Manuel de Jesús conducía una camioneta Dodge, tipo Ram, de modelo reciente, la cual mostraba varios orificios de bala en el cristal parabrisas y carrocería. 
Después del crimen, los delincuentes se dieron a la fuga, supuestamente en una camioneta negra y en un automóvil de color blanco, hacía el oriente de la calle 900, con rumbo a la Norman E. Borlaug. 
En el lugar, peritos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) recogieron docenas de casquillos percutidos para AK-47 (cuerno de chivo). 
Agentes policíacos recordaron que en el año 2009 "El chato Castelo" estuvo procesado en el Cereso local por los delitos de tentativa de homicidio en perjuicio de los agentes estatales Omar Joel Valenzuela Valenzuela y José Arturo Manríquez Garibay. 
De igual forma, en el mes de julio del 2010, Manuel de Jesús Castelo, a bordo de un trailer, provoco una persecución policíaca que se amplió a varios municipios del sur de la entidad y la cual culminó en la calle Meridiano y 1400, donde fue
detenido y le aseguraron una bolsa con droga. 


Amanecimos un día con un  helicóptero sobrevolando el Pueblo, decenas de patrullas municipales y estatales llenaron  las calles del Pueblo…otro día las escuelas se llenaron de pánico, con decenas de madres, padres y carros que bloqueaban accesos, con el propósito de sacar desesperadamente a los hijos, ante los rumores de que habría violencia en los centros escolares…




– 19 MARZO 2013
* Las corporaciones policiacas realizaron un operativo en búsqueda de los asesinos no hubo resultados






Por Óscar Félix
EL REGIONAL DE SONORA.-Ayer por la tarde volvió a surgir la violencia en Pueblo Yaqui luego de que un joven fue  acribillado a balazos y cuando la víctima se encontraba en la vía pública.
El nuevo crimen sucedió en perjuicio de  Gerardo Portillo Ayón,  quien falleciera cuando recibía atención médica en el Hospital General de ciudad Obregón.
Portillo Ayón contaba con  24 años de edad, y  tenía su domicilio por la calle Jorge  Galván  de  la zona Ejidal  de Pueblo Yaqui.
Se informo que el homicidio sucedió a eso de las 18:00 horas cuando la víctima se encontraba por fuera de su domicilio, siendo en ese momento que llegaron al lugar dos sujetos jóvenes, uno de los cuales disparó en una ocasión en contra de Gerardo, impactándolo en el costado derecho, para posteriormente darse a la fuga a bordo de un vehículo sedán, al parecer Jetta de color negro.
Luego de la agresión, el hoy occiso fue trasladado a bordo de un vehículo particular a un hospital de esta población, llegando sin vida a dicho nosocomio.
Personal de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado aseguró en el lugar de los hechos un casquillo percutido de arma corta. Al lugar acudió el Agente del Ministerio Público del Fuero Común, quien ordenó el levantamiento y traslado del cuerpo para realizar las diligencias de ley
Luego las corporaciones policiacas realizaron un operativo en búsqueda de los asesinos no hubo resultados.
EL ahora occiso contaba con historial delictivo por el delito de robo con violencia en las personas y/o en las cosas.




Los hechos violentos y las pérdidas humanas, así como el dolor irreparable de padres, hermanos, familiares, amigos y de la propia comunidad, provocaron una parálisis colectiva…
Se convirtieron en indicadores de que lo que hasta hoy hemos hecho, no es suficiente; se requiere reempezar, reiniciar la lucha y no callar ante la carencia, la desatención de gobiernos, porque lo que no construimos se convirtieron en vacíos para los jóvenes (deportiva, cultural y ocupacionalmente), que se llenaron de ocio, vicios y amor deslumbrante por el dinero.



JUEVES, 28 DE MARZO DE 2013 07:00
Descripción: E-mailDescripción: ImprimirDescripción: PDF
  







Simultáneamente se registran balaceras en Pueblo Yaqui y Plano Oriente, en el primer caso murió una persona y otra más quedó herida y en la Benito Juárez otra más resultó lesionada
Por Antonio Aragón Valenzuela

TRIBUNA
La violencia en Cajeme sigue incontrolable, cuando anoche de manera simultánea en dos diferentes lugares se registraron dos balaceras, con saldo de un muerto y dos lesionados, uno de ellos de gravedad.

En Pueblo Yaqui, alrededor de las 9:45 de la noche, un solitario sicario, llegó hasta una peluquería, ubicada por la calle Xicotencatl frente al Panteón Municipal y acribilló a balazos a una persona y lesionó a otra.

El occiso fue identificado con el nombre de Emmanuel Alejandro Verdugo Álvarez, quien contaba con 24 años de edad y tenía su domicilio por la calle Orquídeas número 610 en la zona urbana Juárez Blancas, quien recibió varios balazos de grueso calibre.

El lesionado, quien en esos momentos cortaba el pelo al occiso, se llama Cristian Antonio Velázquez Gutiérrez, de 24 años de edad. Recibió un balazo en mano izquierda y un rozón en mano derecha, quedando internado en la sala de urgencias del Hospital General.

Asimismo y a la misma hora, fue baleado el de nombre Carlos Alberto Castro Díaz, de 54 años de edad, quien tiene su domicilio por la calle Cárdenas y Ejido en la colonia Benito Juárez. Esta persona recibió dos balazos, uno en tórax y el otro en la espalda.

En torno a los hechos, se dijo que al domicilio del lesionado arribaron varios sujetos, al parecer en un vehículo tipo sedan Chevy de color arena, descendiendo uno de ellos, el cual iba encapuchado.

Seguidamente, llamó por su nombre al lesionado, el cual al salir de su vivienda, fue acribillado.

En ambos casos, los presuntos sicarios se dieron a la fuga con rumbo desconocido.



Los jóvenes han sido, son y serán siempre solo víctimas de sus circunstancias; producto de las herencias culturales de las generaciones adultas y de las atenciones limitadas de los gobiernos, en la promoción del desarrollo económico y social que le corresponde…

Es necesario reaccionar, reflexionar y en tal 
sentido comparto mis consideraciones…

Es 28 de Marzo del 2013 y al punto de las 9:30 de la noche, la inquietud no deja que la tranquilidad llegue a nuestro interior que, incrédulo, ha sentido como un desgarre el transcurrir de los meses de éste año, que por expectativas en los nuevos gobiernos municipales y federal, se esperaba de resultados positivos para un pueblo, que hoy es llamado Pueblo Yaqui, Sinaloa.
Durante el día observamos patrullar a la policía municipal, “de respuesta táctica”, después de sucederse una muerte más a manos de “un sicario solitario”, a la vez que alguien comentaba con  tristeza y coraje: “no les dará vergüenza a los policías, que anden por un lado del pueblo y por el otro les maten a uno más”.

La psicosis crece al observar las torretas prendidas de patrullas por todos lados, como si fuera el preludio de un enfrentamiento con narcotraficantes, con el clásico sonido policiaco para detener a un bicicletero por aquí, una moto por allá, en tanto que  al fondo del bulevar Zapata, se observan dos torretas encendidas más y en el transcurrir por Carrillo Puerto aparecen tres más, que buscan elegir un carro para detenerlo, buscando como en la narrativa de las novelas policiacas a quien asesinó a mansalva una noche antes a un joven, “porque el asesino siempre regresa al lugar del crimen”.

El interior de los ciudadanos se niega a aceptar la actualidad de Pueblo Yaqui, conocido, querido y extrañado por su apacibilidad, tranquilidad, frescura, color a luz limpia, amabilidad, olor a gente noble, trabajadora, solidaria, fraterna, humilde y de espíritu guerrero.

El transitar por los bulevares hace sentir que estamos dentro de las desesperantes calles del Distrito federal; en las complicadas calles de las ciudades crecidas en la anarquía urbana o en ciudades rápidas y temibles de la frontera con Estados Unidos.

Parece como un ambiente construido para un filme, con cientos de vehículos que acompañan las patrullas y disfrutan su aullar, esperando que suceda algo que se pueda contar el día de mañana, buscando ganar la primicia al vecino, al amigo o a los medios de comunicación, que hoy confirmaron el sexto asesinado en lo que va del año, sumado a cuatro personas desaparecidas de Pueblo Yaqui, con el agregado esperado: “los asesinos se dieron a la fuga y aunque se montó de inmediato un operativo policiaco, no hubo resultados positivos”, tampoco nadie vio, nadie anotó nada, nadie supo nada.

La frialdad de los medios contrasta con el dolor de los habitantes de Pueblo Yaqui, sobre todo porque son familias del viejo pueblo la mayoría y porque son jóvenes a los que vimos crecer con la normalidad  propia de una comunidad que sobrevivía a la vorágine del mundo moderno, que todo lo separa, todo lo individualiza, lo atomiza y lo aísla, incluyendo a la familia misma, haciéndonos recordar el tiempo nublado de Octavio Paz y su conclusión de que irremediablemente la sociedad mexicana, transitaría por el túnel negro y solitario de la modernidad.

En el interior nuestro, recordábamos como al saber que una familia perdía a alguien, desataba siempre el sentido solidario de la comunidad y la presencia en el velorio era siempre nutrida y acompañada de personajes del Pueblo, que buscaban el café y el pan o solo el café, para ponerle un “piquetito” de alcohol, para hacer más llevadero el momento.

Siempre el comentario general afirmaba que el difunto (a) “era muy bueno”, “siempre fue buena”, “todos le queríamos mucho” y hasta  el “nadie como él”, como disculpando lo que pudiera tener de culpas y que el muertito llegara al paraíso de Dios, borrando envidias, celos, corajes, egoísmos o cualquier otra falta que humanamente tuviera quien dejaba de ser parte del mundo viviente, concluyendo entre los presentes que  nadie que moría era malo, “los malos teníamos que pagar culpas” y en consecuencia duraríamos más años.

Hoy los comentarios se han terminado y cada uno de los que acompañamos a un joven muerto en “manos de sicarios”, preferimos callar, por temor a que alguien esté escuchando y por no saber si es cierto o no lo que se murmura en relación con las autoridades, ante hechos que a plena luz del día, cuestionan el funcionamiento de las policías municipales y estatales, así como las estrategias de respuesta rápida a situaciones que matan no solo el cuerpo de uno, dos o tres como recientemente sucedió en la colonia México de ciudad Obregón, sino que matan a la sociedad misma, a la comunidad, al colectivo que reaccionaba solidario y que hoy no sabe cómo responder a lo inimaginable.

Amanecemos en el Pueblo y la interrogante es ¿Ahora quién? y ¿Hasta cuándo regresará la paz?

Nadie quiere tener patrullas municipales y estatales por doquier, porque atemorizan y molestan a quien nada tiene que ver con los hechos ilícitos y penosamente tiene que atender un alto policiaco, con torretas prendidas y llamados autoritarios en forma de sonidos que paralizan momentáneamente, haciendo sentir que tal vez en algo se ha fallado y que seremos detenidos.

Entendemos ahora lo inútil y costoso que es el responder a la violencia con “acciones conjuntas”, con una “pronta coordinación de los tres niveles de gobierno, para restablecer la paz”, que se traduce en acciones de recorridos ciegos, alertas colectivas, sin punto de referencia, como haciéndonos recordar que el sistema de prevención del delito en México no existe en diseño, en idea y solo se reacciona ante hechos consumados, sin inhibir la repetición de casos, ajustes de cuenta o situaciones que suponen el control de la plaza, con resultados preconcebidos como supone la voz y la inteligencia del pueblo.

Ante ambas realidades, surgen dos grandes interrogantes: ¿Acaso el trabajo de inteligencia policiaca solo existe en las películas? Y más complicado aún, ¿A quién favorece la respuesta infructuosa, tumultuosa, desgastante de las finanzas públicas y lastimoso en los valores de hombres y mujeres de bien.

Entendemos, ahora, porque el sexenio 2006-2012 significó miles de muertes y un profundo recrudecimiento de los hechos violentos, porque ahora los vemos en pequeño y con realidades crudas, que desnudan la artificiosa vida de una comunidad que no tiene espacios de recreación cultural y deportiva, acorde a las necesidades de una creciente juventud a la que se abandonó ante las negativas influencias de los medios de comunicación y el uso de tecnologías de la comunicación, “abiertas al mundo y cercanas a nadie”, que alimentaron el hambre desmedida por el dinero, para tener un auto y gastar sin medida con amigos o amigas, sin tener que esperar que el dinero fuera producto de un trabajo diario, constante y formador del valor mismo hacia lo que cuesta ganar un peso.

Tenemos que reconocer que las opciones de trabajo son limitadas, cerradas a horarios completos, de baja poder adquisitivo y desestimulantes para quienes concluyen una carrera profesional, producto de una  falta de planeación y diseño de alternativas regionales, que alienten precisamente el esfuerzo de quienes pertenecen y quieren seguir siendo parte de su lugar de origen.

Ese camino lo entendimos las generaciones que hoy vivimos los setenta, sesenta  cuarenta años y muchos de menor edad, porque nuestros padres nos heredaron el trabajo y la honestidad como principios fundamentales de la vida personal y comunitaria; pero perdimos el cuidado hacia las nuevas generaciones y las abandonamos ante los múltiples problemas de una familia que perdió el pilar principal, ante la necesaria incorporación al trabajo de la mujer, acompañado de otros factores que hicieron de la familia el punto de encuentro formal, con desencuentros y aislamientos cada vez más constantes, quitando a los jóvenes el ejemplo a seguir y  dejándonos arrebatar lo más preciado de la vida: nuestros hijos.

Mucho de la relación no correcta, tuvo que ver también con el “querer dar a los hijos, lo que nosotros no tuvimos”, sin enseñarlos a ganar cada centavo desde los cinco, siete o diez años como muchos lo aprendimos, sin dejar de reconocer que los ambientes eran otros y que podía confiarse el que un niño anduviera en la calle o en las casas ofreciendo un producto (tamales, burritos de machaca, otros) o un servicio (bolear zapatos); o en las calles mismas (vendiendo paletas) y en su momento en las labores del campo.

La alternativa no son los grupos de autodefensa como hoy existen en Guerrero, Michoacán, Chiapas y otros Estados de la República mexicana, porque las leyes no se cumplen transgrediendo la propia ley.

Es tiempo de asumir responsabilidades:

 *que corresponden a los gobiernos;obra social, infraestructura deportiva, cultural, educativa y de fomento al empleo; 

 *que corresponden a las familias ;formar en valores y mantener la comunicación; 

*que corresponden a las escuelas, centros religiosos y otros;fortalecer los valores, la formación, la fe en un Dios y preparar para ser competente;

*que corresponde a los legisladores;leyes de transparencia gubernamental, de ética pública; planeación regionalizado de interés público y no de particulares; distribución equitativa de la riqueza; bases impositivas de afectación mayor a quien tiene ingresos mayores; eficiencia y eficacia gubernamental; entre muchos otros factores).

*que corresponde a la sociedad; humanizando su desarrollo, con equidad, igualdad, respeto al ambiente y ala vida misma; redistribuyendo la riqueza, para que termine la vida lacerante, dolorosa, cruel y ominosa de millones de mexicanos que sufren diariamente por tener que contar los centavos para alimentar a sus hijos, mientras que unos pocos malgastan los miles de pesos en paseos, comidas, bebidas y caprichosas compras de autos y residencias, en tanto que el trabajador vive cada vez peor, ante una sorda y ciega acción social, que se aleja de lo espiritual, de la esncia verdadera del ser humano.



A TODOS CORRESPONDE UNA PARTE DE LA RESPONSABILIDAD, EL DERECHO Y LA OBLIGACIÓN PARA DESANDAR EL CAMINO Y VOLVER A EMPEZAR LA CONSTRUCCIÓN DE UNA SOCIEDAD JUSTA.

A LOS PUEBLOYAQUENSES (QUE VIVIMOS DENTRO O FUERA DEL PUEBLO), NOS CORRESPONDE RECUPERAR LA NATURALEZA DE LA GENTE Y LOS COLORES MÁGICOS DE LA COMUNIDAD.





20 de feb. de 2013




RECUERDOS  DE NUESTRO PUEBLO
                                           
                                                                                                                                Por: Mtro. Jorge Alberto Ponce Salazar

v  Primer peluquero: Antonio Anguiano, que andaba en un burrito por las calles del Pueblo y campos cercanos, con instrumentos manuales.
v  Las primeras tiendas eran de unos chinos, ubicada en Emiliano Zapata y Carillo Puerto…donde nació otra tienda de la familia “Arvízu”, atendida por “Don Chicho Arvízu”, a un lado del  canal grande que cruzaba por  Carrillo Puerto y al otro lado (Oriente), se encontraba la tienda de DON JULIO SOLTERO, primer comerciante que vendió gasolina y lubricantes en el Pueblo, colocó una planta generadora de energía eléctrica, que compartía con los vecinos; construyendo también el primer cine, llamado “CINE YAQUI”  y una planta de producción de hielo; construyó un pozo de agua, de donde vendía a barriqueros, para que la distribuyeran en el valle.
v  El primer banco de crédito fue Bancomer…
v  En 1908 empezaron los “desmontes” con herramientas rudimentarias…
v  En 1920 la compañía Richardson aceleró los trabajos…Herman F. Bruss llegó a poseer 120 hectáreas agrícolas.
v  En 1920 llegaron al Yaqui los primeros ex combatientes de la `primera guerra mundial.
v  En 1945 el párroco Pablo Ramírez V. hizo visitas al pueblo, para oficiar misas domiciliarias…el señor Párroco Antonio Hoyos Martínez ofició misa en casa de la Sra. Julia Reyes de Soltero.
v  En 1949 inicia la construcción de la Iglesia  católica y en 1950 fue reconocida como parroquia por el arzobispo de Hermosillo JUAN NAVARRETE, quedando como párroco el Pbro. PABLO RAMÍREZ.
Ø  Pablo Ramírez (1950-1962)
Ø  Francisco Durazo (1962-1968)
Ø  Domingo Arteaga (1968-1984)
Ø  Jorge Figueroa (1984-1987)
Ø  Ignacio Méndez Olvera (1987-1992)
Ø  Mario García (1992-1995)
Ø  Federico Espinoza (1995-1997)
Ø  José Antoni Barreras Cetina (1997-2006)
Ø  Rodrigo Morales (2006-actual)
v   El primer matrimonio fue la pareja de Enrique Beltrán y Norma Mendoza (14 de Octubre de 1951).
v  El primer bautismo que se tiene registrado fue de Geno Humberto Loya Pérez (30 de Agosto de 1951).
v  El primer confirmado que se registró fue José Evaristo Ruíz (17 de Marzo de 1954).

v  La comisaría nace en 1927 (domicilio actual)…
v  En 1984 nace la Zona Urbana.
v  El panteonero más viejo (años 40 s): José Cázares.
v  Primeros médicos: Dr. Alfonso García Aguinaga.
v  Partera del pueblo: Doña Chuy Sufle.
v  Domperos: Esteban López.
v  Policías: Ramón Yáñez.
v  Fotógrafo: Sr Víctor Cortez, esposo de Chila Chinchillas
v  Telegrafista: Sr. Ezequiel Cervera
v  Mecánico: Manuel Loera.
v  Músicos: Sr. Juan Chávez, Sr. Chuy Figueroa.
v  Primera cantina: LA CAVERNA….Papá de Aarón Hernández Valdez.
v  Churreros.- Nabor  Reyes Sánchez.
v  LLantero: Marcelino “CHilino”Osuna Guzmán (años 50 s)
v  Tractorista reconocido: Sr. Manuel Cota Salguero; fue el primero en manejar una máquina pizcadora de algodón.
v  Bomberos: Cmte. Ricardo Cruz Coronado (se recuerda el incendio del negocio de Don Jesús Soto Luna).