Construyendo La Historia De Un Pueblo Con Gran Historia

CONVENCIDO DE QUE LA HISTORIA LA HACEMOS TODOS, A PARTIR DE HOY ABRIREMOS UN ESPACIO A LA CONSTRUCCIÓN DE LA HISTORIA DE PUEBLO YAQUI, PARA QUE DESDE DONDE NOS ENCONTREMOS QUIENES GUARDAMOS EL CARIÑO “AL PEDACITO”, COMO DICE DOÑA LIDIA SALAZAR DE PONCE, PODAMOS DEJAR COMO LEGADO A FUTURAS GENERACIONES EL CONOCIMIENTO DE SU PROPIA HISTORIA.

ESTA TAREA LA HEMOS POSTERGADO MUCHOS Y POR MUCHO TIEMPO. ALGUNOS,INCLUSO, QUE QUISIERON ESCRIBIRLA SON PARTE YA DE LA PROPIA HISTORIA DE ESTE NUESTRO PUEBLO, QUE TANTOS HIJOS TIENE EN MUCHAS CIUDADES DE LA FRONTERA CON ESTADOS UNIDOS, EN ESTADOS DIVERSOS DE LA REPÚBLICA MEXICANA, OTROS MAS EN ESTADOS DE LA UNIÓN AMERICANA Y TAL VEZ DE EUROPA.

EN LA MEMORIA COLECTIVA QUEDAN LOS NOMBRES DE LOS PIONEROS DE ESTAS TIERRAS Y DE AQUELLOS QUE COMO DON “ FITO RIVERA”, SE LLEVARON MUCHO QUE CONTAR Y QUE ESCRIBIR , O COMO AQUELLOS QUE HOY ESTÁN POSTRADOS COMO DON RAFAEL LERMA LIMÓN, EL QUE MUCH0S HECHOS NARRO “DESDE EL CORAZÓN DEL VALLE DEL YAQUI”.

ES UNA INVITACIÓN A QUE NARREMOS LA HISTORIA QUE VIVIMOS, QUE NOS CONTARON NUESTROS ABUELOS, PADRES O AMIGOS, ENVIARLA AL CORREO licponce1962@hotmail.com PARA INTEGRARLA Y HACER UN DOCUMENTO PARA LA HERENCIA CULTURAL DE NUESTRO PUEBLO.

SERA ENTONCES NUESTRA HISTORIA…PARA LA HISTORIA DE PUEBLO YAQUI, CAJEME, SONORA, CON LA FIDELIDAD DE FUENTE EN CADA COMENTARIO, FOTOGRAFÍA O DOCUMENTO… Y SOBRE TODO CON EL CALOR Y APRECIO DE UN AMIGO DE TODOS: LIC. JORGE ALBERTO PONCE SALAZAR.



5 feb. 2012

EL CRISTO DEL PUEBLO

Mtro. Jorge Alberto Ponce Salazar

La fascinación por el cristo construido en la entrada oriente del Pueblo, muestra expresiones profundas de agradecimiento hacia Javier Rivera Yepiz y de fe eterna hacia el redentor, que vino al mundo para recordarnos con su propia muerte que, una sociedad no debe perder sus valores esenciales para vivir en el respeto, la humildad, armonía hermandad, solidaridad, bondad y alto sentido humano, porque sólo así se puede ser verdaderamente feliz.

Está dentro del cristo mismo, la bendición al suelo que vió nacer a muchos y a otros los cobijó para siempre con la suave brisa de su invierno y el calor estimulante del buen convivir bajo la sombra de un árbol y los aires ansiados del atardecer nuestro...muy nuestro.

Acompaña a la majestuosidad de la figura de Jesús la mano abierta del ciudadano orgulloso de su pequeña Patria, que brinda el mejor de los recibimientos a quienes regresan y sienten el regocijo, la alegría por dentro, acompañada de la sonrisa a flor de piel que dice: estoy aquí, regresé, es mi Pueblo, mi gente, mi aire, mi atardecer único...mi gente.

Se agrega el Cristo en bendición a los buenos propósitos hacia la comunidad y a las obras realizadas por su impulsor, para que la gente tenga trabajo, salud y crezca en el orgullo de seguir en un Pueblo que vive en la esperanza de la justicia social.



No hay comentarios:

Publicar un comentario